UNA CITA MÁGICA ¡POR FAVOR!

Queridos lectores ( Confió en tener alguno)

Hoy venia en el coche escuchando música, y de repente sonó la canción de Miguel Ríos Dame una cita, vamos al parque , entra en mi vida, sin anunciarte…” Andaba tarareándola, cuando me llegaron flashes a mi mente de todas esas citas que he podido tener en mi vida y pensé que era un buen tema para tratar en este , mi humilde blog.

No es que me considere una experta, pero me aventuro a separar las citas en dos tipos, las que te hacen suspirar por una segunda, o las desastrosas.

En mi largo caminar de citas, las miás serian mas del segundo tipo ¡DESASTROSAS!

Confieso que en esta etapa que llevo de soltera, no he tenido nigua cita en la que haya sentido Magia, fuegos artificiales o algo que se le parezca, y la verdad ¡lo echo de menos! esa tontería que surge, la curiosidad , los nervios, el compartir una experiencia nueva con alguien, que puede pasar, en fin, eso de descubrir a una persona y disfrutar en el proceso.

Pero ya veis ¡ oh cruel destino! No he tenido suerte, y reconozco que hasta le he cogido algo de miedo. Sobre todo si desconocidos se trata.

Pero bueno os voy deleitar con mi pequeño ranking de peores citas:

En 3ª posición, la cita que yo recuerdo como ¡ SORPRESA SORPRESA!

Era un chico con el que hable durante mucho tiempo, muy simpático y mucha complicidad online, pero a la hora de quedar decidió darme una sorpresa y presentarse en la puerta de mi puesto de trabajo. Por aquel entonces yo trabajaba en una pizzeria, por lo que en mi ideal de cita no barajaba el quedar al salir de mi trabajo, sin la opción de ponerme decente y oliendo a pizza. ¡ Pero ya estaba aquí! Por lo que lo mande a un pub cercano, intentando ganar tiempo para ponerme presentable y cambiar el eau de Pizza a mi perfume habitual.

La segunda de las sorpresas era que iba acompañado, se trajo a un amigo, por lo que me toco reclutar a unas amigas para estar en igualdad de condiciones. Por ultimo para rematar mi sorpresa fue su indumentaria, no olvidare nunca aquel pantalón blanco , combinado con una camiseta color salmón y un cinturón rojo ¿Rojo? No podía parar de mirarlo ¡ Eso si!.

Fue una cita desastrosa en la que el apenas hablo y monopolizo la conversación su amigo. Aun así le di una segunda oportunidad de la que mejor ni hablar, ni recordar.

En la 2ª posición de mis citas desastrosas esta ¡ EL CHICO DE LA MOTO!

Era un chico algo mas Joven que yo, en este caso planeamos quedar un Domingo a tomar un Café, todo de los mas normal, quedamos en un centro comercial que nos pillaba a mitad de camino.

Recuerdo que hacia frío y llovía, así que nos resguardamos en una terracita, tomando café, he de reconocer que el chico físicamente me gusto, y no me aburrí para nada con él, Fue una cita Bonita de un día de Invierno, y termino con un dulce beso de despedida. Hasta aquí todo genial, pero resulta que al marcharse tuvo un accidente de moto y decidió echarme la culpa y dejo de hablarme. En realidad esta cita fue bonita ¡ Mientras duro!

En la 1ª Posición y como Medalla de oro ¡ EL GALÁN DE OTRO SIGLO!

Esta ha sido sin duda la peor de las citas que recuerdo, fueron una sucesión de cosas por las que desee poder salir corriendo. Era un chico con el que también hable un tiempo y había buena sintonia, físicamente lo había visto en fotos y me gusto bastante.

Me hizo ir a verlo a su pueblo, pues el tenia el coche roto. Cuando llego al sitio donde habíamos quedado, no pude reconocerlo, lo vi acercándose a mi a lo lejos, y no tenia nada que ver con el chico de las fotos, solo se intuía sus ojos color avellana y su mirada, pero nada que ver con el chico de las fotos. Aun con aquel chasco previo no quise dejarme influenciar, me regalo un jarrón de cristal con 8 rosas y una nota que decía “te quiero” en Japones. Después de la precipitada declaración mis ganas de salir corriendo aumentaron y siguieron creciendo cuando critico mi estudiado look, pues por lo visto tenia pensando llevarme a escalar una montaña y mis vestido y zapatos le habían chafado la excursión.

El resto de la cita se dedico a piropearme con frases muy bien construidas del tipo “ me quedo embelesado viendo tu pelo ondear con el viento” “ me he quedado preso del carmín de tus labios” y una retaila de frases dignas de un Protagonista de Novela. La otra mitad de la cita se la dedico a hacerme test psicológicos. Fue una cita Pintoresca, hui en cuanto pude, y todavía me rio de aquel día.

Estas son algunas de las experiencias que han ayudado a acrecentar mi temor a que ya no quedan citas mágicas, pero bueno no pierdo la esperanza de poder volver a disfrutar de una.

He de reconocer que en en lado de Citas Mágicas, mi querido Ex dejo el listón bastante alto. Quizás por eso aun guardo algun puñado de recuerdos buenos que me hacen sonreír al recordarlo.

¡ Ya veis! Escuchar la dichosa canción de Miguel Ríos, me hizo recordar lo bonito o desastroso de las citas, pero también las ganas de volver a sentir ¿ como sera mi próxima cita? ¿ la habrá?

¿ alguien se anima a invitarme? ¿ cual ha sido vuestra peor cita?

¡ Ya os contare! 😉

PD. Dedicada esta entrada a todos esas citas, que me hicieron reír, sufrir, querer correr, o que se parara el tiempo, a todas esas citas que fueron mágicas o desastrosas , a todas las que puedo contar, a las que quisiera olvidar, y a las que mejor me guardo para mi.

Hasta pronto.

Irene López GálvezPrimeras-citas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s