¡ Lo que no Digo!

Queridas Palabras, hace tiempo que no consigo plasmaros en una hoja en blanco. Confieso que ahora no puedo escribir. ¡Tengo miedo! quizás por ello llevo aplazando el sentarme hacerlo. Os amontonáis y no consigo ordenaros en mi mente, aunque en realidad se perfectamente que es el pánico que me paraliza, porque sé que al escribiros,…